Buscar

cabecera

El monte Erlaitz es conocido por las huellas de las excavaciones   que podemos encontrar en su parte cimera. Este desmonte es consecuencia del intento de construcción  (1891) del fuerte de Erlaitz, fortificación  que formaba parte  del proyecto del “campo atrincherado de Oiartzun” y del que únicamente se llegaron a construir los fuertes de San Marcos, Txorikieta y Guadalupe. En su ladera Sur podemos ver los restos de los barracones del campamento provisional.